Cómo quitar las agujetas, que son y como prevenirlas

Las agujetas son dolores musculares que aparecen en un tiempo posterior al sobre esfuerzo físico ya sea por haber realizado un tipo de ejercicio o conjunto de estos sin haberse preparado con anterioridad o por un esfuerzo anormal al realizar alguna actividad tras un período de inactividad física. La consecuencia natural de estas acciones son las roturas pequeñas en el músculo que provocan dolores similar a un batallón de agujas pinchando la carne al unísono.

Existen varias teorías que afirman el porqué de este síntoma. Los dolores musculares o agujetas se piensa que están asociados al rompimiento de fibras musculares cuando se expone el músculo a una carga superior a la que él está habituado normalmente; al calentamiento excesivo de los músculos cuando se realizan los ejercicios y, la última de las afirmaciones -que ya ha sido comprobada como mito por las investigaciones científicas- plantea que la acumulación del ácido láctico junto a los músculos es lo que provoca el dolor muscular o agujetas.

Las agujetas pueden aparecer a cualquier edad, ser más o menos intensas en dependencia de “lo en forma” que esté la persona. De la misma manera que su estadía en el cuerpo será prolongada o corta de acuerdo al ejercicio físico o entrenamiento que se haya realizado.

El dolor suele presentarse entre las primeras 12 a 24 horas. Se intensifica, casi siempre, a las 48 horas y comienza a desaparecer a partir del segundo día, en algunos casos; sin embargo es más frecuente que esto ocurra al tercer día.

Los síntomas comunes al tener agujetas son la pérdida de fuerza, tensión muscular, sensibilidad o hipersensibilidad e inflamación leve.

Métodos para prevenir y eliminar las agujetas

  • Un tratamiento efectivo y específico para esta dolencia no existe todavía. No obstante, algunas prácticas evitarán en lo posible la aparición de las molestias y dolores musculares.
  • Realizar un calentamiento antes de comenzar un entrenamiento o actividad física y estirar los músculos una vez se culminen los ejercicios. Esto previene de molestias e inflamaciones musculares.
  • Aumentar la intensidad y frecuencia de los ejercicios paulatinamente.
  • Aplicar una ducha fría al terminar los ejercicios o entrenamiento. Esto favorece a la relajación de las musculatura.
  • Se ha comprobado que aplicar frío con una bolsa o poner hielo en una bolsa ayuda a disminuir la dolencia así como introducir la zona afectada en un cubo de agua fría.
  • El baño de agua caliente con infusión de tomillo es otra buena opción porque combate el cansancio y la sensación de pesadez. Además, es un relajante muscular, cuida y recupera los músculos.
  • Baño caliente y frío: el contraste ayuda a aliviar las molestias. Algunos expertos aconsejan darse un baño de agua templada y alternar con agua fría. No debe darse masaje en la zona afectada.
  • Seguir una alimentación rica en proteínas, lácteos, hidratos de carbono para facilitar la recuperación y mitigar los dolores producidos por las roturas de los músculos.
  • Introducir alimentos como frutos secos, pescado azul, en fin, los que contengan Omega 3.
  • Tomar alimentos ricos en magnesio como acelgas, espinacas, frutos secos, chocolate negro, aguacate.
  • Mantener una buena hidratación que ayuda a resistir el esfuerzo realizado.
  • Eliminar los productos que contengan grasas saturadas y azúcares.
  • Evitar el estrés y dormir las horas necesarias.

Seguir entrenando con moderación, en caso de que haya sido producida la agujeta por una exposición al ejercicio mayor de lo que podría tu cuerpo soportar. Si por alguna razón el dolor no se alivia considerablemente en 96 horas puede haber una lesión.

¿Qué podemos tomar para eliminar las molestias ocasionadas por las agujetas?

Los antiinflamatorios como el ibuprofeno suele tomarse. Hay quienes no lo aconsejan y prefieren acudir al paracetamol.

También existen remedios caseros para reducir en la medida de lo posible las molestias como ingerir zumos de frutas y verduras o las frutas en piezas que contengan vitamina C (presente en naranja, kiwi, brócoli, guayaba, etcétera), ricas en bromelina (piña) y en potasio con el plátano. Consumir estos productos naturales ayudarán a relajar y aliviar los dolores musculares.

Suplementos ricos en magnesio o el magnesio puede ser tomado para que ayude a recuperar el músculo, liberar tensiones y prevenir calambres.

Los mitos entorno a las agujetas

Si aparecen las agujetas es sinónimo de haber entrenado como un campeón: idea errónea de muchas personas que ignoran totalmente el mundo del fitness. Que duela el músculo luego de un maratón de ejercicios sin haber preparado tu cuerpo o, en el peor de los casos, si has estado inactivo(a) durante un tiempo prolongado, no significa que lo hayas hecho bien y que los efectos serán inmediatos. Todo lo contrario, podrías lesionarte seriamente.

Tomar azúcar es un relajante muscular infalible: este mito viene asociado a la afirmación de que el ácido láctico presente en el músculo por la acción metabólica tras hacer el ejercicio era el causante del dolor muscular o agujeta; concepto ya refutado por la comunidad científica.

Relacionado

Consejos al usar bicicleta Indoor o una estática Puede parecer que hacer bicicleta es un ejercicio demasiado obvio y sencillo de realizar, pero también es demasiado sencillo escuchar en gimnasios a g...
Colágeno con magnesio, beneficios y contraindicaci... La increíble combinación de colágeno con magnesio brinda muchos beneficios para la salud, por ejemplo, permite mantener una buena composición muscula...
Colágeno con magnesio y ácido hialurónico, propied... En el 38 por ciento de nuestro cuerpo está presente la proteína colágeno cuya función es dar resistencia, elasticidad y fuerza a los tejidos, mantiene...

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.