¿Se puede hacer bicicleta estática todos los días?

Las bicicletas estáticas son una forma fácil y cómoda de hacer ejercicio cardiovascular, y pueden utilizarse en cualquier momento, incluso cuando tenemos poco tiempo para entrenar. Tanto si la usamos en casa, en la oficina o cuando vamos de vacaciones, los beneficios de tener una bicicleta estática superan con creces el poco tiempo que le dedicamos.

Levantarse y hacer ejercicio todos los días puede ser un reto, pero ¿es posible hacer bicicleta estática todos los días?

Sí, ¡claro que es posible! Y aquí vamos a darte algunas razones por las que deberías empezar a montar en bici todos los días.

Los beneficios de utilizar la bicicleta estática a diario

El primer beneficio es que puede ayudarte a tonificar tus músculos y a reducir la tensión que ejerces sobre tus articulaciones con el tiempo.

Al no ser un ejercicio de impacto como correr, descubrirás que puedes seguir ejercitándote en la bicicleta durante periodos de tiempo más largos sin sufrir efectos adversos para la salud o dolores musculares.

Además, debido a la mayor resistencia que encontrarás al pedalear, si ajustas los niveles de dureza de la bicicleta, desarrollarás fuerza y resistencia aunque sólo la utilices durante un periodo de tiempo relativamente corto por sesión. 

Por último, el hecho de que puedas tener la bicicleta en casa, la convierte en una opción ideal para quienes tienen poco tiempo para apuntarse a un gimnasio, ahorrando ese tiempo de desplazamiento en la propia práctica.

Diferentes tipos de bicicletas para elegir

A la hora de elegir la adecuada para tu casa u oficina, hay que tener en cuenta varios factores. Las restricciones de peso, el presupuesto, las limitaciones de espacio y otros requisitos entran en juego a la hora de elegir la bicicleta apropiada para ti.

Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para facilitar el proceso. En primer lugar, busca una bicicleta que tenga altura de asiento ajustable y niveladores. Esto te ayudará a adaptarla a una amplia gama de usuarios (si vas a compartirla con los miembros de tu familia o compañeros de apartamento).

A continuación, considera la posibilidad de adquirir una bicicleta que se adapte a tu casa, si esta no es extremadamente espaciosa. Recuerda que dejarla a la intemperie no sería una buena opción si quieres conservarla en buenas condiciones.

Por último, buscar la mejor oferta. Hoy en día hay mucha variedad de bicicletas en el mercado, así que investiga para encontrar la mejor para ti. Las bicicletas estáticas pueden comprarse en grandes almacenes, gimnasios o de manera online.

Según donde vayamos a utilizarla existen dos clases:

  • El primer tipo de bicicleta es la de uso doméstico. Suelen ser pequeñas, ligeras y fáciles de montar. Otra característica común de estas es que suelen tener un asiento abatible para facilitar su almacenamiento.
  • El segundo tipo de bicicleta es la de uso comercial. Estas se encuentran en gimnasios, hoteles y oficinas corporativas. Son más grandes y pesadas que las bicicletas de uso doméstico y tienen cuadros más robustos.

Consejos para mantenerse en forma con una vida muy ajetreada

Hay muchas razones por las que a menudo no podemos hacer ejercicio de forma constante para mantenernos en forma. En tu caso, tal vez estés intentando compaginar tu ajetreada carrera con las obligaciones familiares, o hayas cambiado de trabajo y ya no dispongas de las tres horas semanales que gastabas en tu gimnasio, o tus desplazamientos diarios te ocupen la mayor parte de tu tiempo libre.

Sin embargo, hay algunos consejos sencillos que pueden ayudar incluso a las personas más ocupadas a mantenerse en forma.

  • Una forma de sacar tiempo para el ejercicio es encontrar una manera de incorporarlo a tu rutina diaria. Por ejemplo, puedes subir las escaleras cada vez que subas o aparcar el coche a una manzana de tu destino.
  • Otra forma de mantenerte en forma es encontrar actividades que te gusten. Esto podría significar pasear al perro o tomar aire fresco en el parque en una caminata a paso ligero.
  • Pero si no te apetece salir a hacer ejercicio, busca otra cosa que hacer en casa -como escuchar tu podcast favorito o un audiolibro- mientras pedaleas en tu bicicleta o en la cinta.

Haciendo algunos pequeños cambios como éstos, puedes empezar a construir un estilo de vida saludable y cuidar de tu cuerpo sin sentirte privado.

Si eres nuevo en el mundo de las bicicletas estáticas, intenta tomártelo con calma al principio. Empieza con una o dos sesiones de ejercicio cortas y fáciles al día, y aumenta gradualmente la cantidad a medida que tu cuerpo se vaya acostumbrando a la nueva rutina.

Recuerda también dar tiempo a tus músculos para que se recuperen entre los entrenamientos. Y no tengas miedo de pedir ayuda si te quedas atascado: hay muchos expertos que pueden ayudarte a empezar en el camino correcto.

Andres Trainer

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.