Bicicleta estática, altura sillin recomendada según tus medidas

Ejercitarse utilizando una bicicleta estática proporciona muchos beneficios a la salud ya que es un entrenamiento cardiovascular de bajo impacto en las articulaciones pero tan exigente como se quiera sólo realizando ajustes en el nivel de resistencia.

No se tiene que olvidar que la posición de entrenamiento es fundamental y muy conveniente para, de esa manera, evitar lesiones y llevar a cabo una rutina de ejercicio adecuada y por consiguiente alcanzar los objetivos propuestos.

Considerando que adoptar y mantener una buena postura durante el ejercicio es primordial, se hace necesario regular adecuadamente los componentes de la bicicleta para poder obtener los mayores beneficios y lograr alcanzar los objetivos propuestos.

La comodidad y una postura adecuada son elementos muy importantes al momento de ejecutar una sesión de spinning por lo que es fundamentar adecuar la altura y la distancia tanto del manillar como del sillín para poder mantener una postura correcta durante el entrenamiento.

Hay que considerar que durante la sesión de ejercicios se va a pasar por lo menos 45 minutos subidos en esa bicicleta: y si se ajusta de manera inadecuada se estará todo ese tiempo con una postura que posiblemente pueda ocasionar lesiones. Es por ello que saber regular la bicicleta debe ser la regla de oro antes de comenzar la clase.

¿Cuál es la altura del sillín de la bicicleta estática recomendada?

Son varios las correcciones que necesitan hacerse pero el primero debe ser el ajuste de la altura del sillín. Es importante saber que cualquier cambio en esta parte de la bicicleta conlleva a tener que realizar cambios en otras partes de la máquina.

Ahora bien, dependiendo del tipo de bicicleta que se vaya a utilizar se hace necesario seguir ciertos pasos. Por ello a continuación se presentan algunos consejos para hacerlo de la forma correcta

Si se utilizará una bicicleta reclinada, entonces se toma como la posición es correcta aquella en la que, con los dos pies en los pedales, una de las piernas está casi completamente extendida y forma un ángulo de 5 a 10 grados.

En el caso de que sea una bicicleta estática:

Para realizar este arreglo primero es necesario colocarse de pie junto a la bicicleta una vez allí hay que asegurarse que la altura del asiento debe ser la misma que la de nuestra cresta ilíaca, es decir el hueso de la cadera.

Este es un primer ajuste: posteriormente, una vez sentados en la bici, hay que asegurarse de que al estar uno de los pedales en su punto más bajo, nuestra pierna queda extendida pero o del toso sino con la rodilla ligeramente flexionada.

Con respecto a la inclinación del sillín, éste debe colocarse siempre paralelo al piso. Si se coloca con la punta hacia abajo puede que se resbala durante la clase. Por otro lado, si la punta está muy hacia arriba es posible que pueda hacer daño.

Otra corrección que debe llevarse a cabo es la regulación horizontal del sillín: o reglaje antero-posterior, es de hacer notar que algunas máquinas lo permiten y otras no.

En el caso que lo permita siempre comprueba que, poniendo el pedal a las 9, la rodilla no sobrepasa la punta de los pies.

Para alcanzar un ajuste recomendable es necesario colocar nuestros pies una vez anclados en los pedales y estos estén paralelos al suelo (es decir a mitad de la pedalada), en ese momento la rótula de la pierna adelantada debe coincidir con el eje de ese pedal a la altura de la articulación de la cadera o un poco por debajo.

Es recomendable que al realizar correcciones con respecto al sillín también se lleven a cabo correcciones con la posición del manillar.

Por lo general a la hora de realizar ajustes en una bicicleta estática, el manillar debe permitir una posición cómoda de los brazos de tal forma que estos no deban quedar completamente extendidos y proporcione un agarre seguro en diferentes posiciones y, por consiguiente, una posición «dinámica» general (a nivel del tronco y de los brazos).

Es por ello que el segundo paso consiste en realizar ajustes a la altura del manillar, para esto hay que considerar que si se trata de principiantes o de personas con problemas físicos (dolor de espalda, embarazo), es recomendable subirlo por encima del sillín.

En el caso de personas ya entrenadas o con cierta experiencia el manillar debe encontrarse a la misma altura que el sillín o un poco más arriba, cuando se hace dice a un poco se refiere a unos dos centímetros aproximadamente.

Es necesario saber que un manillar demasiado alto hará que nuestros hombros estén contraídos toda la sesión, por lo tanto nuestra espalda estará mal colocada y es probable que esto ocasione molestias en la zona cervical.

Por último, se hace también necesario realizar un ajuste de los pedales, es muy importante ajustarse bien las bandas de los pies. Éstas deben sujetarse de tal forma que el pie no permita ningún juego. De lo contrario, realizará en cada vuelta del pedal una sobrecarga provocando en algunos casos, lesiones.

 

Andres Trainer

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.