¿Es bueno hacer spinning todos los días? te recomendamos qué hacer

¿Eres un spinning lover? Si te confiesas un adicto de la bicicleta estática puede que no te midas al momento de entrenar y quieras pedalear, dos y hasta tres horas, todos los días de la semana, pero, recuerda, no siempre más es mejor y el entrenamiento excesivo puede causar daños.

El siguiente post va dedicado a las personas que recién conocen el spinning, se han quedado “enganchadas” y solo esperan, religiosamente, que cada día llegue la hora para ir a al gimnasio a pedalear.

Entrenar todos los días, sin tregua ni descanso, en esencia no es un mal plan, sino fuera que los músculos se fatigan y, más temprano que tarde, vas a terminar con el cuerpo lleno de agujetas.

La causa de las agujetas, ese dolor muscular que comúnmente aparece tras una ejercitación excesiva, se debe al sobreuso de los músculos, por lo que la respuesta es “NO”, no debes hacer spinning todos los días, a menos que seas un atleta o tu concepto de entrenamiento sea algo sutil.

¿Se puede hacer spinning todos los días?

Poder, lo que se dice poder, si puedes, pero, en realidad, no debes. Es más, si alguna vez te tropiezas con un instructor de spinning que te motive a entrenar todos los días, comienza a sospechar de sus intenciones, tal vez solo pretenda venderte una suscripción a sus clases.

De hecho, hay una “norma” comúnmente aceptada que indica que no se debe entrenar más de cuatro días a la semana. De esta manera, lo mejor es dejar un día de por medio para descansar el cuerpo y permitir que los músculos se relajen.

Entonces, lo indicado (y más si no se es un asiduo deportista) es practicar spinning un día sí y otro no. En caso de no poder resistir la tentación, crear un programa de entrenamiento que implique días de alta intensidad y otros de bajo nivel.

Como ves, es fundamental establecer límites y controlar la intensidad de los entrenamientos o, en caso contrario, el cuerpo puede “pasar factura”. Un daño muscular o de articulaciones saca de juego incluso a un atleta.

¿Cuántos días deberías practicar spinning?

Bueno ya te hemos dicho que, por norma, no se debe entrenar más de cuatro días a la semana, pero la decisión final es tuya. Si mueres por practicar spinning sin descanso, ve y hazlo, pero toma en cuenta algunas recomendaciones.

Si no eres un atleta en víspera de una competencia y decides ejercitarte sin dejar un día de por medio, intenta, al menos, reducir el tiempo que pasas sobre la bici, así como también la intensidad.

Si te empecinas en entrenar más de cinco días a la semana, recuerda acortar la duración de las sesiones, así ganarás resistencia, mientras pierdes peso y tonificas el cuerpo (al quemar grasa, se gana masa muscular y se reduce flacidez).

También, trata de descansar, al menos, dos días. El spinning puede ser un deporte de bajo impacto, pero la práctica excesiva trae lesiones musculares o de articulaciones, especialmente en rodillas, tobillos y entrepierna.

Si, por otro lado, te animas a entrenar de forma sensata, puedes comenzar con sesiones de 30 minutos, 3 días a la semana e ir subiendo la apuesta a medida que transcurre el tiempo. Lo ideal, es lograr tandas de 45 minutos, cuatro veces por semana.

Adicional, otra “regla” que debemos acatar cuando practicamos spinning es no pasar más de una hora sobre la bicicleta o nuestro metabolismo será el peor enemigo.

Hacer ejercicio por más de 60 minutos implica una pérdida de agua y glucosa. Cuando el cuerpo agota sus reservas, se activan las alarmas y comenzamos a sentir hambre exacerbada, lo que es terrible si nuestra meta es perder peso. Así que lo mejor es no abusar con el tiempo de entrenamiento.

¿Cuáles son los efectos de hacer spinning a diario?

Participar en sesiones de spinning a diario tiene sus beneficios:

Es posible perder peso, sin sacrificar masa muscular. Los resultados comienzan a ser visibles con tan solo 3 semanas de entrenamiento.

Comienzas a tener más resistencia y capacidad aeróbica, lo que en realidad es una demostración de que el corazón también se está ejercitando.

Se reducen los niveles de triglicéridos y aumenta el colesterol LDL (el colesterol bueno) en sangre. Aunado a ello, hay mejoras en el estado de ánimo y la salud mental. El ejercicio ayuda a conciliar el sueño, baja la ansiedad e impide sufrir de depresión.

Finalmente, se tonifica todo el tren inferior del cuerpo, así como también la sección del core (músculos abdominales, lumbares, de la pelvis, los glúteos y la musculatura profunda de la columna), por lo que mejora mucho nuestra apariencia física.

Ahora bien, y pese a las bondades de practicar spinning a diario, no todas las personas son candidato a un programa intensivo y sostenemos que lo mejor es crear ciclos de trabajo que no superen una hora, por cuatro días a la semana.

 

Andres Trainer

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.